Mujeres en moto
A nivel global, crece la cantidad de mujeres que eligen la moto como medio de transporte. En nuestro país, ya son más de 1.700.000 las mujeres que prefieren la moto como medio de transporte, lo cual representan el 16% del total de licencias para conducir motos que se emitieron en los últimos seis años, de acuerdo a las estadísticas de la Dirección de Licencias de Conducir y Antecedentes de Tránsito del Ministerio de Transporte de la Nación

Es así que la moto se está convirtiendo en un símbolo para las mujeres, la están adoptando como parte de su vida y les apasiona conducirla. Adaptan su estilo a este medio, y viven la experiencia como un paso más hacia una mayor libertad, independencia, aprendizaje y diversión.

Se puede ver a muchas que van por las calles vestidas con mucho estilo, manejando con destreza motos de alta cilindrada. Además, las tiendas de motos aumentaron la oferta de ropa y accesorios para que las mujeres viajen cómodas y protegidas, sin perder su estilo.

Además de manejar con destreza, las mujeres están atentas a cuidar su moto y muchas aprenden sobre mecánica para solucionar inconvenientes en la calle. Por otra parte, existen servicios enfocados en la seguridad de la moto que contemplan las necesidades de las conductoras.

Tips de seguridad al estacionar la moto en la calle:

Con el foco puesto en la seguridad como prioritaria, una empresa líder en servicios de administración, localización, gestión, control y recupero de vehículos presenta algunas claves para que las mujeres tomen las calles con libertad y precaución a la vez:

1- Si hay que estacionar en la calle, elegir lugares luminosos y transitados.

2- Elegir un sistema antirrobo de moto que integre varios aspectos. Es ideal que cuente con sistema de localización en tiempo real y alarma incorporado. Hoy la tecnología permite que el conductor pueda ver su moto de manera online y hacer un seguimiento de su vehículo de forma digital para evitar que, ante un robo, la desaparición irreparable del vehículo. Elegir una compañía que, al denunciar el robo, pueda hacer el recupero en el menor tiempo posible, y la contención de la conductora ante esa circunstancia.

3- Colocar candados o cadenas, no evitará el robo pero lo dificultará.

4- Bloquear la dirección al dejarla en espacios públicos.

5- Contar con un seguro que la respalde, ante el daño irreparable.

Fuente: 100%Seguro

Nota de la Redacción:

Más allá de la comodidad, de la libertad que proporciona y del desafío que implica el manejo de un vehículo que mayoritariamente era usado por hombres, queda por definir, a mi entender, algunos aspectos de la vestimenta que podrían afectar la seguridad. El calzado es uno de ellos puesto que en la nota original se resalta el glamour con el que las mujeres conducen una moto sin bajarse de sus tacos altos mientras que, para conducir un automóvil, se desaconseja el uso de los mismos. Pero éso quedará para el estudio de los expertos. Por ahora se puede decir que cada vez más mujeres eligen la moto para movilizarse.

María Inés Maceratesi