Cesvi Nuevo Logo copy

Un equipo de especialistas de CESVI ARGENTINA recorrió 720 kilómetros por la Autovía 2 en ambos sentidos. El análisis tiene como finalidad relevar el estado actual de la vía y compararlo con el estudio detallado que se hizo para la misma fecha el año anterior.

La Autovía 2 es sin dudas la principal ruta en época de vacaciones, ya que en período de recambio circulan entre 1.100 y 1.800 vehículos por hora en un solo sentido. Por eso resulta de vital importancia que se encuentre en buen estado, presente señalización acorde y ofrezca protección en las zonas más complicadas.

En 2013 se pudieron comprobar diversas deficiencias: pozos, calzadas deterioradas, pavimento deformado y mal estado de las zonas de préstamo (áreas contiguas a la banquina). En 2014 se pudo constatar que muchas de las zonas que presentaban deficiencias fueron repavimentadas. De esta manera, mientras que en 2013 el 47 % de la autovía se encontraba en estado crítico, en 2014 el 10 % de la vía se encuentra en mal estado.

De los 720 kilómetros recorridos, había, en 2013, 180 kilómetros de ida con una calzada irregular y más de 220 km en el tramo de regreso con similares condiciones. Es decir que más de la mitad del recorrido no se encontraba en óptimas condiciones. Esto se vislumbraba a través de las deformaciones (ahuellamiento) y el deterioro del pavimento (grietas), que en algunos tramos solía ser bastante pronunciado. En el relevamiento de este año se pudo comprobar que el 44 % de la vía se encuentra en buen estado, el 45 % presenta estado regular y el 10 % está en mal estado. El cambio respecto al año pasado se debe, principalmente, a los trabajos de repavimentación que se realizaron en distintos tramos de la autovía, especialmente en el sentido Buenos Aires – Mar del Plata.

Pozos

En 2013, el grupo de especialistas del Departamento de Seguridad Vial de CESVI Argentina contabilizó 58 pozos en todo el trayecto, tanto de ida como de vuelta. De allí, el 72% de esos pozos se encontraban en el sentido que se dirige a la Ciudad Feliz. En 2014, se registraron 33 pozos en el trayecto, 21 de los cuales se hallaban en el sentido Mar del Plata – Buenos Aires. Los pozos, si bien no son de gran magnitud, pueden presentar serias dificultades al conductor en días de lluvia debido a la acumulación de agua en la vía. Lo mismo ocurre con las deformaciones o hundimientos que se observaron en la traza, y que pueden afectar el control de un vehículo.

Comparativa 2012 – 2013 por tramos Sentido Buenos Aires – Mar del Plata:

Desde el km 40 al 130, la calzada se encontraba en mal estado, con deformaciones y nucleaba el 60 % de los pozos. Actualmente se mejoró esta zona con parches y repavimentaciones, encontrando sectores donde la calzada está en muy buenas condiciones. No obstante, los últimos 10 km del tramo presentan agrietamientos y zonas deterioradas.

Del km 130 al 150, el asfalto sigue estando en buen estado, con sectores repavimentados.

Entre el km 150 y el 230, se detectaron repavimentaciones. Actualmente se pueden destacar zonas repavimentadas intermitentes, grietas reparadas y, además, zonas con parches.

Del km 230 al 320, la calzada estaba deteriorada e irregular. El 70% de los parches se encuentran en este tramo. Si bien observamos zonas repavimentadas, todavía hay zonas con ahuellamientos y grietas. También se nota un mayor deterioro de las banquinas.

Desde el km 320 al 400, la calzada estaba en buen estado. Actualmente, en Coronel Vidal, la calzada presenta ahuellamiento y cerca de Camet pudimos observar varios tramos frezados para disminuir el ahuellamiento de la zona. Arribando a Mar del Plata, el estado de la calzada es muy bueno.

Sentido Mar del Plata – Buenos Aires:

Desde el km 400 al 310, la superficie estaba en muy buen estado. Actualmente continúa en similares condiciones en casi toda la zona de Mar del Plata, Camet y Coronel Vidal. Se encuentran excepciones en las zonas de Vivoratá y Gral. Pirán, que presentan grietas. . La mayor cantidad de parches se concentran en las zonas de Maipú, Las Armas, Gral. Pirán y Vivoratá.

El trayecto comprendido entre el km 310 al 270, la ruta estaba deteriorada e irregular, pero actualmente se mejoró con parches.

Del km 270 al 200, conservaba un óptimo estado. Ahora continúa así, aunque presenta zonas con nuevas repavimentaciones en General Guido. No sucede lo mismo en Dolores, donde se percibieron grietas y ahuellamientos.

Entre el km 200 y el 40, la calzada estaba deformada y nucleaba la mayor concentración de los pozos. Algunos tramos presentan ahuellamientos leves y varios que tenían grietas fueron reparados con brea.

Curvas

Con relación a las curvas, no se observaron cambios respecto a lo analizado el año anterior. En el sentido Buenos Aires.-Mar del Plata, se contabilizaron 111 curvas, de las cuales el 7% no dispone de señalización vertical indicando la proximidad de la curva. Mientras que de regreso hacia la Ciudad Autónoma, hay 118 curvas contabilizadas, de las cuales el 15 % no exhibe la cartelería vertical.

 Peajes

Algo que llamó la atención de los especialistas de CESVI fue el deterioro que presenta la la zona aledaña a los peajes. Se encuentran en mal estado, con deformaciones en la calzada, ahuellamientos y muy poca señalización horizontal que anticipa la llegada a los puestos.

Puentes y cruces

Los puentes peatonales ubicados en las ciudades y pueblos carecen de la cartelería vertical que indica su altura máxima. Por otra parte, los puentes de arroyos y lagunas tienen una protección inadecuada o deficiente.

Paneles de prevención

En el relevamiento se observaron 52 postes SOS, de los cuales ninguno cuenta con la protección ni la señalización correspondiente (panel de prevención de objeto rígido).

En cuanto a las paradas de colectivos, se contabilizaron 71 en total. La mayoría no posee el panel de prevención de objeto rígido ni el cartel indicador de la parada de colectivo. Además, 8 de ellas no tienen ningún tipo de protección.

Recordá

  • Utilizá siempre el cinturón de seguridad y asegurate que todos los ocupantes del vehículo también lo hagan.
  • Encedé las luces bajas que son de uso obligatorio
  • Respetá las velocidades máximas y mínimas de circulación
  • No circules por la banquina
  • Mantené una adecuada distancia de seguimiento (3 a 5 segundos)
  • Respetá las velocidades máximas propuestas en las zonas aledañas a ciudades, pueblos y establecimientos educativos.