La Ruta Nacional N°9 acumula el 11% en el ranking de las veinte rutas nacionales y provinciales con siniestros graves relevados por CESVI ARGENTINA. Analizamos por qué éstas vías son las que concentran los mayores porcentajes de siniestralidad.

Uno de los puntos claves a tener en cuenta en la problemática vial de cualquier país, es la infraestructura vial, es decir, el estado de las rutas. Según un completo estudio elaborado durante los últimos 24 meses (desde julio de 2007 hasta junio de 2009), se puede determinar que el ranking de las 20 rutas con mayor cantidad de siniestros graves relevados por CESVI ARGENTINA (que representan el 66% de todos los siniestros relevados en rutas por esta entidad) lo encabeza la Ruta Nacional N°9, con el 11%. En segundo lugar del ranking, se ubica la Ruta Nacional N°8 con un acumulado del 6,4% y, en tercer puesto, la Ruta Nacional N°7, con un 5,7%.

Asimismo, de acuerdo a estos relevamientos, es posible observar que el 82% de los choques ocurren sobre el pavimento seco, que el 64% se produce durante el día y el 68% se produce en una recta. Si bien estos datos demuestran que el factor humano es el principal causante de los siniestros, la infraestructura vial actual en muchos casos no perdona los errores de los conductores.

El ranking de siniestralidad elaborado por CESVI ARGENTINA está encabezado por la Ruta Nacional N°9. Hasta Rosario tiene una configuración de autopista, con dos carriles de circulación por mano y los cruces son a distinto nivel. La velocidad máxima es de 120 km/h y se mantiene constante en la mayor parte del trayecto.

Tiene una muy buena señalización vertical y horizontal, las banquinas son asfaltadas. En líneas generales, el estado del asfalto es bueno pero encontramos un desgaste mayor en el carril derecho con zonas irregulares, por lo que es necesario el trabajo de mantenimiento. Como particularidad, podemos decir que atraviesa cinco provincias y recibe todo el tránsito que viene por las rutas 11, 12 y 14. Además, en determinados momentos del año presenta graves problemas de visibilidad por neblinas y quema de pastizales.

La Ruta Nacional N°8 es peligrosa por ser una ruta convencional teniendo en la mayor parte de su trazado un sólo carril por mano. Una de las problemáticas más marcadas de esta vía es que cuenta con curvas muy cerradas en los accesos y salidas de tres pueblos concretamente: Todd (Km 196), Viña (km 201) y Maguire (km 206). Por otro lado, conviven el tránsito de la ruta con el tránsito urbano en distintas zonas, pero las tres más peligrosas son: Arrecifes, Pergamino y Venado Tuerto. Allí hemos relevado muchos accidentes por las distintas velocidades que se manejan entre turistas y lugareños. A todo esto se le suma el tránsito agrícola y cada vez hay más camiones. Esto hace que el sobrepaso, la maniobra que más siniestros ocasiona en nuestras rutas, se multiplique.

Sorpresivamente, la Ruta Provincial N°2 o Autovía 2, con tránsito intenso todo el año, sólo concentra el 2% de los siniestros graves relevados y figura en el 12° lugar. Para Fabián Pons, Gerente General de CESVI: “La diferencia de la Autovía 2 es que es la única con control permanente de velocidad. Además, al ser autovía tiene dos carriles de circulación por mano y esto baja mucho la cantidad y el riesgo de tener un siniestro porque la posibilidad de choque frontal es mínima, que es el mortal por excelencia». Asimismo, agrega Pons: “Para una verdadera transformación del tránsito en nuestro país, hay que mejorar la conducta humana a través de capacitación en educación y seguridad vial; pero lleva más tiempo que construir autopistas».

Otro aspecto que podemos agregar es que para evitar que convivan diferentes tipos de transporte en las rutas de nuestro país, es necesario fortalecer el uso de la red ferroviaria. Tanto en las rutas 9, 8 y en la Autovía 2, todas presentan una vía férrea paralela a su trayecto. Entonces, si se estimula el uso de este transporte se disminuiría en un futuro la cantidad de camiones de gran porte y micros de doble piso, reduciendo así la posibilidad de generar siniestros.

Factores que influyen

Algunos de los factores que influyen en los siniestros viales, desde el punto de vista de la infraestructura vial, son:
· Escasa iluminación artificial. Bajo estas condiciones, especialmente de noche, es muy frecuente el atropello de animales, peatones y ciclistas que no cuentan con iluminación propia y son arrollados por los conductores que no logran frenar a tiempo.
· Ahuellamientos. El intenso tránsito de camiones produce deformaciones en el pavimento que, ante la lluvia, es muy común que se produzca el patinamiento de los vehículos por la acumulación de agua.
. El ancho de las rutas. La mayoría de nuestras rutas tiene un ancho de 7 metros y un camión moderno mide 2,5 metros. Si dicho camión transita exactamente por el centro de su carril, sólo quedan 50cm de espacio de cada lado, lo que inmediatamente convierte a las rutas en calzadas muy poco permisivas a los errores de conducción.
. Mal diseño de cruces de rutas a nivel. Es evidente que estos lugares presentan una configuración altamente peligrosa ya que es muy difícil estimar distancias de los vehículos que cruzan la ruta y, además, en muchos casos su extensión no es apropiada para la circulación de camiones.

.Falta de banquinas o banquinas descalzadas (cuando la ruta está sobreelevada respecto de la banquina). Esto hace que se genere una gran desestabilización del vehículo al momento de ingresar a ella pudiendo generar un vuelco.

. Falta de señalización en curvas. Para las velocidades de circulación propuestas prácticamente no existen. Por ejemplo, la circulación permitida en ruta es de 110km/h pero tomar determinada curva a esa velocidad es totalmente riesgoso ya que los radios de curvatura no guardan relación con las velocidades genéricas de las rutas.

Fuente: Prensa Cesvi Argentina