El francés Jean Todt, presidente de la Federación Internacional de Automovilismo, aseguró que “la comunidad internacional tiene que demostrar que sus políticas funcionarán, y hacer que esta reunión marque un antes y un después”. Además, presentará el plan “Década de Acción para la Seguridad Vial”, cuya meta es reducir en casi un millón al año la cifra de muertes en carreteras, pronosticadas para 2020 en el mundo.

Todt señaló que la Primera Conferencia Mundial sobre Seguridad Vial que este jueves se celebra en Moscú, debe servir para evitar cinco millones de las muertes en carretera previstas en los próximos años. “Cinco millones de vidas están en juego en la próxima década, y sabemos qué se debe hacer para salvarlas. La comunidad internacional tiene que demostrar que sus políticas funcionarán y hacer que esta reunión marque un antes y un después”, afirmó Todt, según informó la FIA, organización que ha manifestado su apoyo a la campaña internacional “Carreteras Seguras”.

Jean Todt apeló así a los gobiernos de los distintos países reunidos en la capital rusa para diseñar la estrategia conocida como “Década de Acción para la Seguridad Vial”, cuya meta es reducir en casi un millón al año la cifra de muertes en carretera pronosticadas para 2020 en el mundo.

El comunicado de la FIA recuerda, además, que está previsto que los accidentes viales que en la actualidad arrasan tantas vidas como la malaria o la tuberculosis, se conviertan en 2015 en la primera causa de fallecimiento en niños de entre 5 y 14 años.

Prensa ACA