Alumnos secundarios tendrán la posibilidad de aprobar los teóricos en sus colegios. El mes que viene arrancan los cursos

Los estudiantes avanzados del ciclo secundario en todo el país tendrán, a partir de una iniciativa de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), la posibilidad de aprobar en sus colegios los exámenes teóricos previos a la obtención de sus licencias para conducir.

Con el esquema actual, los aspirantes a obtener la licencia de conducir -o los que hayan dejado pasar más de 90 días de su vencimiento- tienen que pasar por un curso teórico que se dicta en Control Urbano y que tiene una duración de una semana.

Ahora, el organismo que funciona en la órbita del ministerio del Interior coordinará desde mediados de septiembre próximo la implementación de un curso de educación vial que se desarrollará a lo largo de tres meses, y se dictará en los establecimientos educativos. Felipe Rodríguez Laguens, director ejecutivo de la ANSV, adelantó que «será un seminario obligatorio de tres meses, vinculante con la obtención del registro; equivaldrá a una materia formal que los chicos tengan que aprobar para recibirse, y eventualmente para acceder a la licencia».

El proyecto que arrancará el 15 de septiembre con la presentación del material educativo en el II Congreso Nacional de Educación y Seguridad Vial, prevé absorber entre 30 y 60 horas académicas, incluyendo algunas que en el contexto actual serían consideradas «libres». Laguens admite que «los recientes cambios curriculares en los planes de estudio tienden a eliminar las horas libres, y el seminario es una de las propuestas que se llevarán a cabo. De esta manera, a la hora de sacar el registro, los egresados de la secundaria tendrán el rubro teórico aprobado y sólo deberán rendir los exámenes práctico y psicofísico».

 

En sintonía con el convenio firmado por la ANSV y el Ministerio de Educación nacional que promueve y alienta la concientización vial desde el nivel inicial hasta el último año del secundario, se distribuirán en todas las escuelas públicas y privadas cuadernos de actividades para los alumnos y carpetas con sugerencias para que los docentes trabajen en las aulas, material que también estará cargado en las netbooks del programa Conectar Igualdad.

«En conjunto, son estrategias didácticas que los docentes podrán incorporar en la planificación escolar» se indicó: «y que les permitirán a los alumnos aprender y reflexionar de manera progresiva y creativa». Concretamente, los profesores se remitirán a cuatro manuales: «Convivir en el espacio público», «Algunos recursos para reflexionar sobre la Salud en el tránsito», «Territorios, comunidades y desplazamientos» y «Tecnología, mercado y circulación».

 

Entre los temas a tratar en las aulas se cuentan la convivencia en el tránsito -derechos, obligaciones y responsabilidades, cuidado de uno mismo y de los otros, relación con las normas, intervención del Estado y casos judiciales-; los cambios y continuidades en el espacio y el tiempo; y los aspectos fisiológicos que intervienen en las conductas -cansancio, ingesta de alcohol, cuerpo y velocidad, traumas por accidentes-. También se impartirán nociones de primeros auxilios.

Rodríguez Laguens considera que «con la educación no solucionaremos los problemas coyunturales, pero sembramos una semilla que sin dudas va a tener sus efectos a corto o mediano plazo». Según análisis estadísticos realizados por la ANSV, la franja etaria más afectada por siniestros viales es la comprendida por los jóvenes entre 15 y 34 años.

Fuente: Diario El Día