CESVI y CITROËN, que siguen apostando a la capacitación como motor de cambio para combatir el flagelo de la inseguridad vial, realizan la segunda edición del programa ABRIENDO CAMINOS SEGUROS y, en este marco, nos acercan una serie de tips básicos. En esta primera entrega el objetivo está centrado en la manera más segura de transportar carga.

Carga peligrosa

Llevar la carga de manera correcta no es sólo una cuestión de orden. Tanto los objetos sueltos que se llevan dentro del habitáculo, como los que viajan en el compartimiento trasero del vehículo, se pueden convertir en un verdadero riesgo si no están correctamente sujetados y ordenados. Por esta razón, CESVI y CITROËN analizan cómo transportar una carga de forma segura.

Los utilitarios siguen siendo vehículos ideales para quienes transportan mercaderías en forma permanente, pero también han sido adoptados para el uso diario y familiar por la comodidad que ofrecen. Sin embargo, a pesar de sus dimensiones y facilidades para transportar diferentes elementos, hay que tener en cuenta que una mala ubicación o un desequilibrio del peso puede hacer que nuestro vehículo pierda estabilidad y se ponga en riesgo el comportamiento dinámico.

Es que una carga mal colocada es un factor clave en la gravedad de las lesiones en un choque, por esta razón no debe subestimarse el peligro que puede suponer un objeto que no está correctamente sujetado y sale despedido del habitáculo. En caso de un choque, los objetos sueltos en un vehículo pueden convertirse en verdaderos proyectiles. Estudios de CESVI demostraron que si consideramos que circulando a una velocidad de 60 km/h, por la fuerza que se genera en un impacto, cualquier objeto multiplicará 17 veces su peso. Es decir, un teléfono celular de 180 gramos pasará a pesar 3 kg; una mascota de 15 kg pasará a pesar 255 kg.

Asimismo, las personas que se trasladan sin la correcta sujeción al vehículo también, por la fuerza del impacto, podrían salir despedidas del habitáculo o poner en riesgo al resto de los ocupantes que viajan correctamente atados ocasionándoles severos golpes, o incluso la muerte. Por ejemplo, un niño que apenas pesa 20 kg, en un impacto a 60 km/h, generará una fuerza equivalente a 340 kg.

Por todo esto, CESVI y CITROËN analizan cómo llevar la carga de manera correcta y no atentar contra la seguridad de los ocupantes.

· En primer lugar, es fundamental respetar las consignas del fabricante con respecto a la capacidad máxima de carga a utilizar. Tener en cuenta el peso y las dimensiones, sobre todo para aquellos bultos que excedan la altura permitida para el vehículo y los que excedan su longitud respecto del habitáculo de carga.

· En el caso de transporte de carga, es preciso elegir el tipo de neumático adecuado y tener en cuenta que las presiones de inflado de los neumáticos deben ser las recomendadas por el fabricante.

· Con respecto a la correcta ubicación, en los vehículos del tipo uitilitario podemos guiarnos según lo que sugiere el fabricante. Pero también es importante entender que los elementos más pesados deben estar ubicados lo más próximo posible al comienzo del habitáculo (finalización de la cabina de los ocupantes), distribuidos uniformemente y con el centro de gravedad lo más bajo posible, es decir, colocar los objetos de mayor peso directamente sobre la plataforma del interior del vehículo, en la parte inferior y preferiblemente entre los dos ejes.

· Cargar desde el centro hacia atrás, teniendo en cuenta que los elementos más pesados se coloquen lo más próximo al habitáculo del conductor. Si el vehículo cuenta con puntos de amarre, utilizarlos, sino es conveniente sujetar la carga para evitar desplazamientos.

· En una pick up, no utilizar como espacio de carga la compuerta trasera del habitáculo, ya que no está diseñada para transportar elementos pesados. No transportar personas o animales en la caja de carga porque no es un lugar diseñado para ellos.

· No realizar traslados de elementos que deban transportase con las puertas laterales o la compuerta de carga abiertas.

· Todos los elementos colocados en la caja de transporte deben ser correctamente distribuidos (en el ancho de la misma) para que no haya movimiento lateral cuando se esté girando y para que el vehículo no esté más cargado en un lateral que en otro.

· Lo que transportemos debe estar correctamente sujeto y los objetos que superen los 25 kg de peso no se deberán colocar detrás de las personas. Aceleraciones, frenadas bruscas y giros provocados por maniobras exigidas pueden hacer que la carga se proyecte hacia el habitáculo donde están los ocupantes o salga despedida de la unidad lastimando a terceros o perdiendo la misma.

· Los vehículos de carga deben llevar visible en su sector trasero la velocidad máxima que pueden desarrollar y las bandas reflectivas de color rojo en un lugar visible en todo el ancho de su parte trasera.

Prensa Cesvi Argentina