Ceder el paso, una actitud muy importante para aplicar cuando vamos transitando con nuestro vehículo. Muchas veces pensamos -desde una lógica individualista – que hacerlo equivale a dejar que otro nos gane de mano, algo que tenemos que erradicar de nuestro pensamiento; ceder el paso equivale a tener sentido de la ubicación en la vida y ser respetuoso de las normas para lograr una mejor convivencia en el tránsito.