Durante el año 2009 la siniestralidad vial argentina aumentó en relación a cantidad de siniestros graves y de lesionados registradas en el año 2008.

Sin embargo la mortalidad consecuente se ha mantenido prácticamente en los mismos valores del año inmediato anterior.

La siniestralidad vial (hechos graves) aumentó respecto al 2008 en un 16,48 %

La morbilidad vial grave (lesionados severos) aumentó respecto al 2008 en un 6,74 %

La mortalidad vial (defunciones hasta 30 días) casi igualó al 2008.

Si bien el ISEV (por motivos conocidos por la opinión pública) no comunica las cifras en términos absolutos no podemos dejar de comentar que la paridad en la mortalidad vial implica que en el año 2009 la Tasa de Mortalidad de 27 cada 100.000 habitantes del año 2008 , se reduce a 26.88 en 2009. La misma era de 28.52 en el año 2007.

En conclusión, a criterio del ISEV, continuamos como sociedad ubicados en una meseta muy alta considerando la enfermedad social de los siniestros viales en su totalidad.

El aumento de controles sobre comportamientos (alcohol y velocidad) han permitido estabilizar / disminuir las consecuencias fatales de los siniestros viales.

Incrementar y sistematizar las acciones sobre el uso de herramientas de seguridad pasiva como cinturones y cascos, es sin lugar a dudas uno de los recursos donde más debe trabajarse, conforme lo recomienda la OMS y la ONU.

Sin embargo, debe tenerse presente que la siniestralidad vial grave continúa incrementándose.

Por ello, tendrá fundamental importancia la investigación y el análisis de sus causas de producción y el rol fundamental de los organismos específicos en la materia, como es el caso del Observatorio de Seguridad Vial y el recientemente creado Consejo Científico de la Agencia Nacional de Seguridad Vial.

Consejo Directivo ISEV
Buenos Aires 12 de enero de 2010