Ford Fiesta

Una nota de Carolina Crerar (*) para “El País-Internacional”

Desde enero de este año es obligatorio que todos los automóviles del país tengan airbags, apoyacabezas en los asientos traseros y sistemas antibloqueo de ruedas

Cuando se sube a un auto, ¿se coloca el cinturón de seguridad? Responder “sí” o “no” a esta pregunta puede ser la diferencia entre la vida y la muerte.

El cinturón de seguridad es uno de los aspectos del automóvil que más vidas salva, tanto del conductor como de los pasajeros, según los expertos, pero Latinoamérica aún está rezagada en éste y otros aspectos de la seguridad vehicular, que no son parte estándar de los carros que se producen en la región.

Con esta idea, Argentina, además de enfocarse en la concientización de la población con el uso del cinturón de seguridad -que se ha incrementado en un 43% según los últimos cálculos nacionales- apunta ahora a tener más autos con sistemas de seguridad fundamentales para salvar vidas a la hora de accidentes.

A partir de enero de este año, Argentina se convirtió en el primer país de Latinoamérica que incluye, de manera obligatoria, airbags, apoyacabezas en los asientos traseros y ABS (sistema antibloqueo de ruedas) en todos los automóviles fabricados e importados en el país.

Para ir un poco más allá, a partir de enero de 2015, todos los nuevos modelos de autos argentinos tendrán un sistema acústico y visual para alertar cuando el cinturón de seguridad no esté en uso. Según estudios, el uso del cinturón reduce la probabilidad de muerte en casi un 50% para conductores y pasajeros de los asientos delanteros y protege en un 75% a aquellos en los asientos trasero.

El objetivo: dejar definitivamente atrás las épocas cuando los accidentes de autos se cobraban en el país un promedio de 5.700 vidas y unas 95.000 personas resultaban severamente lesionadas al año.

La seguridad dentro de los vehículos es también uno de los cinco pilares del Plan Mundial de la Década de Acción para la Seguridad Vial 2011-2020 de las Naciones Unidas que busca salvar 325.000 vidas solo en América Latina y el Caribe.

“La seguridad vial implica una responsabilidad compartida y requiere la acción concertada de múltiples partes interesadas. El sector privado, en particular los fabricantes de automóviles, tienen un papel clave que desempeñar”, explica Verónica Raffo, especialista en transporte del Banco Mundial.

Iniciativa para exportar

En Argentina hay un auto por cada cuatro personas y, en los últimos 10 años, la flota se ha duplicado llegando a que en 2013, se vendiera cerca de un millón de unidades. Junto a Brasil y México, está entre los grandes jugadores en el mercado de los automóviles como uno de los principales productores y exportadores de la región.

Por ejemplo, en 2013 Argentina exportó el 55% de su producción total, principalmente a Brasil. Por otra parte, el caso argentino muestra que se puede lograr reducir las muertes y heridos por accidentes de tránsito cuando se invierte lo necesario en promoción, coordinación, control y monitoreo de las políticas de seguridad vial. Esto se logró a través de la creación de la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV), que contó con apoyo del Banco Mundial. Desde que abrió sus puertas en 2008 hasta ahora se han reducido de 15.4 a 12.4 las muertes por accidentes de tráfico por cada 100.000 habitantes, mientras que en el resto de América Latina es de 19.2, un número hasta tres veces más alto que en los países europeos.

Además, debido a controles y campañas, se disminuyó en un 15% el promedio de velocidad de conducción, en un 50% las tasas de conducción en estado de ebriedad y aumentó un 19,5 % el uso de cascos en motos.

Otros países como Uruguay y Brasil pondrán en marcha iniciativas similares a las de Argentina, como la inclusión obligatoria de los airbags y ABS, y lo que permitirá trabajar de manera coordinada a nivel regional, según Pedro Centeno, director de Seguridad de Infraestructura Vial y del Automotor en el Observatorio Nacional de Seguridad Vial de la ANSV, que funciona dentro del Ministerio del Interior y Transporte.

*Carolina Crerar es comunicadora del Banco Mundial

Fuente:  http://internacional.elpais.com/internacional/2014/02/17/actualidad/1392676976_855346.html