Una reforma del Código de Tránsito bonaerense establece que a 500 metros antes de los radares se deben ubicar las correspondientes señales de medición. estas medidas apuntan a mejorar las condiciones de transitabilidad y a informar a los conductores con mayor claridad, según explicaron desde el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

La mayor concentración de dispositivos está sobre la red vial que vincula el área metropolitana con las ciudades turísticas de la Costa Atlántica bonaerense. en la autovía 2 hay veintisiete radares; en la Ruta 11 hay trece; en la ruta 6, cuatro; en la Ruta 63 hay tres y en la Ruta 74 funcionan ocho. Las multas por exceso de velocidad arrancan desde los setecientos cincuenta pesos y pueden llegar hasta los dos mil quinientos.

Fuente: Revista Crash Test