Los amortiguadores son elementos muy importantes dentro del conjunto de piezas que componen un automóvil, ya que pueden influir en el comportamiento de los frenos, la dirección y en la estabilidad del vehículo, además de producir un desgaste anormal de los neumáticos y, lo más importante, afectar la Seguridad. Por ello, hay que controlar periódicamente el estado de los mismos.

Atento a ello, a continuación se detallan una serie de recomendaciones brindadas por Omar O’Shea, Gerente Regional de Ventas y Capacitación Argentina de Fric-Rot.

¿Cuál es la vida útil de los amortiguadores?

«La vida útil del amortiguador va a depender de muchos factores externos, principalmente qué tipo de caminos circulamos; pero las estadísticas mundiales dan un promedio de vida útil de entre 50.000 y 55.000 Kilómetros».

¿Cada cuántos kilómetros deben ser controlados?

«Se recomienda realizar por lo menos una inspección visual cada 20.000 km. o un año, y mejor aún si esta inspección es realizada con un Banco de prueba de suspensiones. El amortiguador se desgasta en forma gradual. Esto hace que el conductor se vaya acostumbrando inconscientemente a este desgaste progresivo y por lo tanto nunca tome conciencia de la aproximación al umbral de seguridad. Es decir, el conductor lo cruza sin darse cuenta, poniendo su vida en peligro y también la del resto de los ocupantes del vehículo».

¿Dónde debería hacerse dicho control?

«Sin dudas que el mecánico o el especialista en suspensión es como nuestro médico de cabecera, y es el que deberá dar un diagnóstico del estado general de la suspensión. Nosotros contamos con una red de servicios en nuestro país denominada «Autok», en la cual podrán realizar ese control con la tecnología más moderna en Bancos de Suspensión y en apenas minutos, sin tener que desarmar nada en el vehículo, y el conductor podrá tener un resultado del control».

¿En qué kilometraje deben ser reemplazados?

«Como comenté al principio, la vida útil promedio pude llegar a los 55.000 Km. No nos tenemos que olvidar que el amortiguador forma parte del «Triángulo de la Seguridad» y junto a los Neumáticos y Frenos son vitales para mantener la habilidad del conductor y evitar accidentes ya que con sólo un componente en mal estado se disminuye el control y se pone en riesgo su seguridad y la de su familia. Mantener el vehículo en condiciones es cuidar la vida del conductor y de sus ocupantes. Por eso, si podemos realizar un mantenimiento preventivo es mucho mas seguro».

¿Cómo deben cambiarse los amortiguadores; de a pares o lo ideal es reemplazar directamente los cuatro?

«Esto lo determinara la inspección realizada por el especialista. Por lo general va a depender del tipo de uso que le demos al vehículo, en el caso de un uso familiar seguramente cambiarán de a pares en un mismo eje, y si el vehículo es usado para trabajo es muy probable que tenga que cambiar los cuatro, ya que esto redundará en una mayor vida útil del resto de los componentes de la suspensión».

¿En qué tiempo / kilómetros también deben reemplazarse los resortes de suspensión? Y las cazoletas?

«En los coches modernos y por lo general en los ejes delanteros se viene utilizando un sistema de suspensión denominado McPherson. En este tipo de suspensión el amortiguador trabaja en paralelo con el Resorte o también llamado Espiral; esta pieza es la encargada de soportar todo el peso de la carrocería, carga y ocupantes del vehículo, y el amortiguador es el encargado de controlar a esta pieza. Si la vida promedio de un amortiguador ronda los 55.000 Km, no debería pasar de los 100.000 ó 110.000 Km. el cambio del Resorte de Suspensión. En cuanto a las cazoletas, son elementos muy importantes en el vehículo al momento de tener que aislar los ruidos de toda la suspensión; lo recomendable sería al momento del cambio de los amortiguadores realizar el reemplazo también de las cazoletas, topes y fuelles».

¿Qué efectos manifiesta un automóvil con los amortiguadores defectuosos?

«Se podría resumir en orden de importancia en estos cinco efectos:»

«Frenado: Los amortiguadores defectuosos aumentan la distancia de frenado. Se han realizado ensayos en una carretera seca -de superficie irregular- con vehículos con amortiguadores gastados, que determinaron que la distancia de frenado a una velocidad de 80 Km./h. puede verse incrementada en 2,6 metros. Esta distancia puede ser la diferencia entre una parada segura y un accidente».

«Estabilidad: Los amortiguadores defectuosos afectan la estabilidad durante la marcha. La velocidad segura máxima en curvas sobre una superficie seca en un vehículo cuyos amortiguadores estén gastados en un 50% puede verse reducida en un 10%».

«Aquaplaning: Un vehículo con tracción delantera cuyos amortiguadores estén gastados un 50%, desplazándose a una velocidad constante sobre una película de agua de 6 mm, puede empezar a patinar a una velocidad inferior en un 10% a la de otro vehículo idéntico con amortiguadores nuevos».

«Fatiga: En conductores normales, manejar un vehículo con amortiguadores defectuosos incrementa su fatiga y puede aumentar su tiempo de reacción en un 26%».

«Visibilidad Nocturna: La oscilación exagerada de la carrocería del coche provoca el deslumbramiento de los conductores que circulan en sentido opuesto. Además, una iluminación inestable o irregular de la carretera supone un peligro para la conducción nocturna y fatiga la vista».

Para mayor información: www.fricrot.com.ar

Héctor O. Losino