autos autocomandados

Con el slogan“¡Vení a conocer las soluciones que van a cambiar el futuro! se desarrolló en Buenos Aires «ExpoInternetLA 2015» la primera exposición de Internet de Latinoamérica. La Subsecretaría de Transporte de la Ciudad estuvo presente con los primeros autocomandados de la región desarrollados en el país.

La Rural fue sede de este evento, que convocó a empresas, emprendedores, estudiantes y entusiastas de Internet a un encuentro con las últimas novedades de tecnología. El principal objetivo, y lo que diferencia a esta exposición de otras, es que las personas pudieran vivir la experiencia del futuro interactuando con las distintas soluciones que se presentan, según informaron desde el Gobierno proteño.

¿Cómo funcionan los vehículos autocomandados?

Un vehículo autocomandado es capaz de cumplir con las principales funciones de movilidad de un auto tradicional pero de manera autónoma. Lo logra gracias al uso de inteligencia artificial, así es cómo detecta su entorno y se desplaza sin intervención humana. El vehículo tiene integrado un sistema operativo que le permite interpretar la información sensorial para identificar las rutas más apropiadas de navegación, evitar obstáculos y respetar las señales de tránsito.

Beneficios de la movilidad autónoma

A su vez, la subsecretaría de Transporte porteña difundió una lista de beneficios de este sistema.

Seguridad vial: el sistema autónomo elimina errores de cálculo humano que son, con un 90%, la principal causa de siniestralidad vial en el mundo.

Optimización del espacio vial: el sistema autónomo reduce la distancia de seguridad entre vehículos, incrementando así las capacidades de las calles y mitigando la congestión.

Estacionamiento: los vehículos autocomandados pueden reacomodarse para mejorar la eficiencia del espacio, aprovechándolo al máximo.

Infracciones: estos vehículos están programados para cumplir con las normas vigentes, por lo que se reducen las multas.

Sustentabilidad: el sistema autónomo optimiza el uso de energía y combustibles, con un impacto positivo en la reducción de emisión de gases de efecto invernadero. Además, los vehículos de la ciudad son eléctricos por lo cual no emiten Co2.

Integración: las personas con capacidades especiales o de tercera edad pueden utilizarlos, adquiriendo una movilidad autónoma.

Nuevas oportunidades: el uso de este tipo de tecnología ofrece nuevas oportunidades laborales y de desarrollo económico.

Calidad de vida: la automoción cambia radicalmente la experiencia de viaje permitiendo aprovechar el tiempo de manera distinta, al mismo tiempo que brinda seguridad y confort.