motociclista sin casco

La falta de casco, circular en contramano o carecer de documentación son las causas más frecuentes que derivan en la retención de estos vehículos. En muchos casos, hay menores de edad involucrados.

Las 339 motos secuestradas desde el primer día del año a la fecha, lo que representa un promedio de siete unidades diarias, responde a la voluntad municipal de dar respuesta a uno de los reclamos más repetidos por los propios vecinos, que recurren al teléfono gratuito comunal (0800-666-2244) para quejarse, de manera reiterada, por el mal comportamiento de quienes conducen las unidades, según informó La Nueva Provincia.com.

«Recibimos decenas de llamados cada día de personas que se quejan de motociclistas que circulan sin casco, en contramano, que cruzan plazas o utilizan las veredas y no respetan semáforos», comentó a La Nueva Provincia el titular del Cuerpo Unico de Inspectores Municipales (CUIM), Gustavo Altuna, luego de que la última semana ese cuerpo secuestrara 143 motocicletas.

Los inspectores realizan dos operativos por día en distintos puntos de la ciudad, sumando desde hace poco a algunos barrios alejados del microcentro. «En la periferia las infracciones son más frecuentes, porque nadie espera encontrarse con un operativo de control. Desde el CUIM dividimos la ciudad en cuadrillas, de modo de cubrir todos los barrios», mencionó Altuna.

Además de las infracciones más comunes, como falta de casco o de documentación, el jefe del CUIM remarcó su preocupación por la cantidad de menores que conducen estos vehículos, representando hasta el 20 por ciento de las faltas.Por último, refirió que a la fecha el depósito municipal, que ocupa algunos galpones del ex Mercado Victoria, tiene más de 8 mil motos secuestradas, número que refleja la grave situación.
«Reniegan del casco». Ricardo Germani, juez de Faltas a cargo del tribunal Nº 1 de nuestra ciudad, refirió que el 90 por ciento de los descargos que hacen los motociclistas sancionados por conducir sin casco indica que les impide una buena visión y les dificulta oír en la vía pública.

«La mayoría de los sancionados son personas que trabajan con sus motos y andan todo el día en ellas. Aseguran que el casco les hace perder mirada periférica y les impide escuchar a los demás vehículos», explicó Germani. Sin embargo, para el juez ese argumento no es válido porque, más allá de reconocer que con casco «se puede escuchar o ver diferente», el elemento no afecta la capacidad de conducir. «En lo personal estoy convencido de que las inconductas están enquistadas en los conductores a partir de una importante cuota de desidia. Me parece que no usar casco tiene que ver más con la dejadez o con sentirlo incómodo», resumió.

Datos

Unas 40 mil motos, aproximadamente, circulan hoy Bahía Blanca. Las deficiencias del transporte público es una de las razones del auge. Además un 40 por ciento de las motos secuestradas en operativos de tránsito no son reclamadas por sus propietarios, según el juez Ricardo Germani.

Agregarán boxes de estacionamiento

Por otro lado, en el marco de los cambios que la Municipalidad prevé implementar en el tránsito de la zona céntrica, ya se anunció la decisión de prohibir el estacionamiento de automóviles en calles Estomba, Chiclana, San Martín y Zelarrayán, sobre la mano izquierda (frente a la Plaza Rivadavia).

El jefe de Gabinete comunal, Gustavo Mena, explicó que el espacio que quede libre será utilizado para el estacionamiento de motos.»En los próximos días vamos a difundir la eliminación del estacionamiento medido y pago y la habilitación de zonas para las motos. No queremos alentar el uso de este tipo de vehículos, sino el transporte público de pasajeros por ómnibus, pero es tal la cantidad de motos que tiene la ciudad que hoy se las puede ver estacionadas en cualquier parte, incluso en las veredas.

«Para nosotros resulta frecuente recibir las quejas de comerciantes y de vecinos porque estos vehículos manchan con aceite las veredas o bien impiden el paso de los transeúntes», señaló Mena. Agregó que se intensificarán los controles y se harán las respectivas multas a los motociclistas que dejen sus vehículos en áreas no permitidas. «Parte de esta tarea la van a hacer los inspectores del CUIM y la futura Guardia Urbana», anunció.
Fuente: Notitrans