Llegan las vacaciones de invierno, un momento para relajarse, distenderse, divertirse y por qué no, viajar.En estos días tan especiales es probable que emprendamos paseos únicos a bordo de un automóvil o moto.

Ya sean cortas o largas distancias, en ambos casos se hace imprescindible tener en cuenta ciertos cuidados y normas de vialidad para tener un viaje más seguro. Por eso, proponemos los siguientes consejos para el uso inteligente de los neumáticos y para una conducción más segura a la hora de salir a la ruta.

Los 10 mandamientos para el uso inteligente de los neumáticos

  1. Calibrar los neumáticos semanalmente de acuerdo con la indicación del manual del fabricante del vehículo.
  2. Rotar los neumáticos: vehículos con neumáticos radiales cada 7000 Km y vehículos con neumáticos diagonales (convencionales) cada 5.000 km rodados.
  3.  Evitar la baja presión de inflado y la sobrecarga en el vehículo: ambos comprometen la estructura del neumático, aumentando el riesgo de daños y/o de alteraciones estructurales importantes.
  4. Hacer mantenimiento preventivo del vehículo: todos los componentes de la suspensión como amortiguadores, espirales, frenos, rodamientos, bujes, actúan directamente sobre los neumáticos.
  5. Utilizar medidas de neumáticos y llantas indicados por el fabricante del vehículo: el mismo fue proyectado para interactuar en forma equilibrada y la utilización de neumáticos diferentes altera este equilibrio.
  6. Alinear el sistema de dirección y balancear los neumáticos conforme a lo indicado por el fabricante del vehículo por lo menos cada 10.000 km. Del mismo modo cada vez que el vehículo sufra impactos fuertes, rotación de neumáticos, evidencia de desgaste irregular y cambios en los componentes de la suspensión.
  7. Utilizar el tipo de neumático indicado para cada tipo de servicio: rodar en ciudad con neumáticos destinadas a uso fuera de camino, provocará un incremento en el consumo de combustible y pérdida de estabilidad y confort.
  8. Observar periódicamente el indicador de desgaste de la banda de rodamiento (TWI): Presente en todos los neumáticos, avisa cuando debemos reemplazar los neumáticos (límite máximo), reduciendo el riesgo de un accidente.
  9. No permitir el contacto del neumático con derivados del petróleo: estos productos atacan al caucho haciendo que pierda las propiedades físico-químicas y mecánicas.
  10. Evitar la conducción agresiva, con frenadas fuertes y cambios bruscos de dirección: nunca ignorar la existencia de imperfecciones del piso. Los mejores pilotos de competición son aquellos que conducen rápido pero saben cuidar el vehículo y los neumáticos.

Por otro lado, al elegir una moto para movilizarse, hay que tener en cuenta ciertas precauciones específicas. Al carecer de cualquier tipo de carrocería, este tipo de vehículos hace que tanto los conductores como sus acompañantes estén muy expuestos. En este sentido, es muy importante cumplir con las siguientes recomendaciones.

Conductores

  • Revisar que todos los componentes del vehículo estén en perfecto estado.
  • Usar el casco debidamente colocado y abrochado.
  • Transitar siempre con la luz baja encendida.
  •  Respetar los límites de velocidad.
  • Indicar los giros o los cambios de carril con antelación.
  • Guardar la debida distancia con los demás vehículos.
  • Respetar siempre los semáforos y las señales de tránsito.
  • Evitar la aceleración y el frenado brusco salvo que la situación así lo exija.
  • Disminuir la velocidad en lugares concurridos, zonas escolares, etc.
  • No conducir alcoholizado.
  • Transitar por el centro del carril excepto en adelantamientos.
  • Respetar a los demás actores del tránsito ya sean otros vehículos como peatones.
  • Ceder el paso a los vehículos autorizados (ambulancias, bomberos, etc.).
  • Revisar la presión y estado de los neumáticos periódicamente.
  • Cambiar los neumáticos cuando se presenten cualquiera de las siguientes condiciones: cuando lleguen al límite del desgaste, cuando muestren signos de envejecimiento o cuando hayan sufrido daños.

 Acompañantes

  • Montar la motocicleta una vez que el conductor haya encendido la misma.
  • Sentarse hacia adelante sin empujar al conductor aferrándose firmemente a la cintura del mismo.
  • Mantener los pies en los estribos.
  • Usar el casco debidamente abrochado.
  • Inclinarse en la misma línea de la máquina cuando la maniobra lo exija.
  • Evitar movimientos bruscos.
  • No distraer al conductor.

Ciclistas

Por último, si te gusta pasear en bicicleta, si sos fan de los tours por la ciudad en este tipo de vehículo o simplemente la elegís para movilizarte o hacer ejercicio, manejarla requiere de ciertos cuidados especiales. Si bien no es un vehículo que alcanza las velocidades de una motocicleta, es muy importante tener en cuenta que los pasajeros también se encuentran muy expuestos. Por eso, te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes tips:

  • Respetar siempre los semáforos y las señales de tránsito.
  • No conducir alcoholizado.
  • Usar el casco debidamente abrochado.
  • Respetar a los demás actores del tránsito ya sean otros vehículos como peatones.
  • Instalar elementos reflectivos en la bicicleta para facilitar su visión nocturna.
  •  Realizar un mantenimiento periódico del vehículo controlando que todos sus componentes funcionen en forma correcta.