¿Por qué la bicicleta mejora nuestra calidad de vida?

Da más libertad para moverse haciendo un tránsito mejor

Al no ocupar el lugar de un automóvil favorece la circulación de tránsito en la Ciudad. Es de fácil estacionamiento.

Es saludable y mejora tu calidad de vida
Mejora el estado físico, contrarrestando el sedentarismo, y previene molestias como el dolor de espalda y la fatiga muscular. También reduce en un 50% el riesgo cardíaco, disminuye el colesterol LDL (el “malo), previene las hernias de disco y favorece el sistema inmunológico.
Es ecológica
No necesita combustible ni genera emisiones tóxicas. Al no producir ruido reduce la contaminación sonora.
Es económica
Porque no demanda inversiones significativas. Tanto su mecánica como su mantenimiento son accesibles y de bajo costo.

La bicicleta es un medio de transporte no contaminante y libre de ruidos que no tiene efecto negativo alguno en la salud de los ciudadanos.
Utilizar la bicicleta como rutina diaria se convierte en una excelente actividad cardiovascular y un gran ejercicio físico para combatir el sedentarismo.

Además, la bicicleta contribuye de manera muy eficaz a solucionar gran parte de los problemas de congestión de tránsito, facilitando la movilidad. La bicicleta ocupa poco espacio disminuyendo la congestión vehicular, haciendo el tránsito más rápido y fluido.

En bicicleta, el tiempo de viaje en distancias cortas es menor en comparación a otros medios de transporte y es más económica y confiable ya que no tiene gastos como el seguro del auto, tampoco paga pasaje. Además, te da la libertad de subirte a ella cuando quieras sin largos ratos de espera y cola, y fomenta la recreación y la conexión del vecino con su ciudad.


(Click en las imágenes para ampliar)

Fuente: Mejor en bici. Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires