sobrepaso

La maniobra de sobrepaso es la más peligrosa en rutas donde conviven ambos sentidos de circulación. Por esta razón los malos adelantamientos son la principal causa de siniestros graves y hay que tener en cuenta una serie de parámetros.

  • Asegurarse de que la zona por la que se está circulando esté habilitada para realizar adelantamientos.
  • No sobrepasar antes o sobre curvas, previo a intersecciones, antes o sobre pendientes y en zonas urbanas.
  • Mantener una distancia de seguimiento cautelar con el vehículo precedente, lo cual posibilitará ver si algún vehículo intenta incorporarse a la ruta desde algún camino lateral y comprobar el estado del carril contrario sin tener la necesidad de sacar el auto de la línea de marcha.
  • Si la ruta está despejada, señalizar la maniobra con la luz de giro correspondiente izquierda y si es necesario infórmar al vehículo de adelante que se va a realizar el adelantamiento con una guiñada de luces.
  • En caso de que se haya tenido que disminuir demasiado la velocidad, no dudar en realizar un rebaje a cuarta o tercera antes de comenzar a pasar.
  • Tratar de iniciar la maniobra en un régimen de vueltas tal que el auto tenga su mejor capacidad de respuesta y aceleración, ya que el adelantamiento debe realizarse lo más rápido posible.
  • Cuando esté culminando la maniobra, colocar la luz de giro hacia la derecha y para incorporarse nuevamente a su carril de circulación aguardar ver el vehículo sobrepasado en el espejo retrovisor central.
  • Tener en cuenta que el vehículo que va a ser adelantado debe facilitar la maniobra, si fuese necesario, frenando para que el auto que está pasando pueda incorporarse lo más rápido posible al carril correspondiente.

 Error de cálculo

Si el conductor que intentó el sobrepaso erró en el cálculo de velocidad y distancia, recuerde que siempre la via de escape es hacia la derecha. Por lo tanto, el conductor que se encuentra realizando el adelantamiento debe poner la luz de giro hacia la derecha, realizar una guiñada de luces para advertirle al vehículo que viene en sentido contrario el peligro de la maniobra y tocar bocina para que el vehículo que está siendo adelantado, en lo posible, frene y se acerque hacia su derecha.

Si usted es víctima de un mal cálculo, es decir, se encuentra en la posición del tercero involucrado en la maniobra, debe contribuir a reducir el peligro bajando la velocidad y corriéndose también hacia su derecha. Si la ruta tiene banquinas pavimentadas, debería utilizar esta vía de escape para evitar el choque. En el peor de los casos (si no hay banquinas transitables) y en una situación de extrema emergencia, el que está realizando el sobrepaso se debe aproximar lo más posible al que está adelantando, tenga en cuenta que el ancho de la calzada normalmente tiene 7 metros, por lo que tres autos pueden pasar.

En ninguno de los casos se debe desviar a la banquina contraria.

Fuente: Dpto de Seguridad Vial de Cesvi Argentina
Imagen ilustrativa: ACA (Automóvil Club Argentino)