Como todos los años, el día de la primavera y del estudiante son los elegidos por muchas personas para juntarse y salir a festejar. Desde CESVI Argentina, compartimos algunas recomendaciones para celebrar sin perder de eje la seguridad vial.

En esta fecha tan especial, en la que muchos salen a disfrutar el día al aire libre, es muy importante promover conductas seguras al volante y una actitud responsable como peatones.

Conducción urbana

Son muchos los factores que hay que tener en cuenta al conducir un vehículo en la ciudad. El entorno que nos rodea (peatones, ciclistas, motociclistas, los otros autos y vehículos más grandes), además de los semáforos, rotondas, carteles de indicación, cruces frecuentes con otras vías, el ferrocarril, y las escuelas, exigen mantener una actitud constante de manejo defensivo y responsable.

Además, en días festivos, son muchas las personas que salen a disfrutar y festejar en la vía pública. Como consecuencia, se debe ser más prudente y estar atento a los grupos de gente que se mueven sin prestar demasiada atención a su entorno.

El rol del peatón

Si tiene pensado disfrutar en la vía pública, adopte una actitud propia de un peatón responsable. Le sugerimos tener en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Antes de cruzar, mire el semáforo y observe que todos los autos y motos estén detenidos.
  • Cruce siempre por las sendas peatonales. Si no hay, hágalo por las esquinas, por delante de los vehículos detenidos.
  • Nunca camine por la calle, al costado de vehículos estacionados o por el borde del cordón. Puede no ser visto por otros conductores estacionados que intenten salir o por los que circulan por la calle.
  • No cruce entre autos a pesar de que indebidamente estén ocupando completamente la senda peatonal.
  • Nunca corra porque puede tropezarse y caer sobre la calzada.
  • Al caminar por la vereda, preste atención a la entrada y salida de vehículos de los estacionamientos.

Cero alcohol al conducir

Está comprobado que el alcohol es uno de los principales enemigos del conductor, ya que tiene gran influencia en la generación de siniestros, y que sus efectos más evidentes se ven reflejados en una limitación y alteración notoria del estado psicofísico del conductor. Sin embargo, son muy pocas las personas que evalúan los efectos nocivos de beber alcohol antes de conducir. Mucha gente cree que como nuestra ley penaliza el consumo de alcohol a partir de los 0,5 gramos/litro de sangre, sus efectos peligrosos se manifiestan a partir de ese valor. Aún en pequeñas dosis, las consecuencias primarias se localizan sobre la vista, disminuyendo la visión periférica que resulta indispensable para conducir. Este efecto se manifiesta con el primer vaso de vino o cerveza y con concentraciones de alcohol inferiores a la mencionada.

Con el fin de evaluar la influencia del alcohol en la conducción, CESVI realizó una serie de pruebas con un grupo compuesto por hombres y mujeres de distintas edades, pesos y cultura alcohólica.

Los resultados de este estudio exclusivo demostraron que después de haber consumido alcohol, la mayoría de los participantes necesitaron más tiempo para accionar el freno y para realizar la prueba de precisión.

Tiempo de precisión* *se realizó una prueba de slalom entre conos

Sin alcohol                                           7%

Con alcohol                                         24%

Tiempo de reacción* * tiempo de reacción para accionar el freno

Sin alcohol                                           0,57 segundos

Con alcohol                                          0,66 segundos

Es bueno que ante una salida o festejo con amigos, se seleccione de antemano a un conductor que quedará como responsable del manejo para volver a casa. En el caso de encontrarnos solos, lo ideal es dejar el vehículo propio y volver en un remis o taxi.

Cada vez son más los gobiernos, intendencias, y empresas de nuestro país que promueven festejar el día de la primavera con tranquilidad y sin alcohol. Todas estas acciones ayudan a fortalecer la responsabilidad en la vía pública.