El 40% de las víctimas fatales en accidentes son consecuencias de sobrepasos incorrectos.
Un choque múltiple entre un camión, dos micros y un auto ocurrió en Arrecifes ( Pcia de Buenos Aires, Argentina) y dejó cuatro víctimas fatales. Según nuestras estadísticas el 41% de los accidentes se produce mientras se realiza una maniobra de sobrepaso. Aquí, analizamos el accidente y este tipo de maniobra tan común durante el manejo en ruta.

Según las estadísticas de CESVI ARGENTINA provenientes de los relevamientos de los accidentes de tránsito graves ocurridos en nuestro país, podemos afirmar que el 52% de los impactos ocurre en rutas nacionales. El 48% de los accidentes son frontales, lo que se relaciona con que un 41% de los mismos son causados por la invasión de carril, que es la falla humana más frecuente y más peligrosa. De aquí se desprende que cerca del 40% de las víctimas fatales fueron consecuencia de sobrepasos incorrectos.

Cuatro personas murieron y otras 20 resultaron heridas como consecuencia de un trágico choque múltiple ocurrido en la ruta 8, a la altura del kilómetro 156, en la ciudad bonaerense de Arrecifes. El accidente se produjo alrededor de las 2.20 de la madrugada y participaron dos micros -ambos de la empresa Chevallier-, un camión y un auto. Las víctimas fatales son el chofer del primer ómnibus que impactó, los dos ocupantes del auto y un joven de 19 años que falleció poco después de haber ingresado al hospital de Arrecifes, ocupante de uno de los micros que participaron del accidente. Días pasados, en el kilómetro 31,5 de la ruta 215, cerca de Brandsen, un Renault 9 realizó un peligroso sobrepaso y provocó un choque múltiple entre un camión, un micro y un Ford Falcón, que fue «aplastado» por el camión muriéndose en el acto los 5 integrantes de la familia del auto.

Como se puede observar, los accidentes ocurridos donde hubo muertos y heridos graves concuerdan casi en su totalidad con los datos estadísticos estudiados por CESVI ARGENTINA.

Sobrepasos indebidos

Esta maniobra es una de las causas más comunes que existen en nuestro país por las que se desencadenan accidentes graves. Para este tipo de maniobras es fundamental tener en cuenta una serie de pasos ineludibles para no fallar en el sobrepaso: hacerlo en un lugar permitido; mantener una distancia adecuada con el vehículo que nos antecede porque se gana visibilidad; realizar las señales luminosas correspondientes al vehículo de atrás; no comenzar el sobrepaso si se observa otro vehículo en el carril contrario; y, finalmente, terminar la maniobra señalizando con la luz de giro derecha para volver a nuestro carril.

Pero son muchas las veces que esto no se cumple y es allí cuando nos encontramos con los accidentes. De los siniestros graves relevados por CESVI, el 80% de las colisiones frontales en ruta de un carril por mano, se dan en la banquina. Esto es porque ambos conductores le ceden la responsabilidad de la maniobra al otro. En un recorrido realizado por especialistas de nuestro departamento de Seguridad Vial desde la ciudad de Rosario hacia la localidad de Marcos Juárez, por la Ruta Nacional N° 9, fue necesario bajar rápidamente la velocidad y descender a la banquina para darle el paso a dos camiones y a un automóvil que deseaban sobrepasar. Tres veces en apenas 160 kilómetros fuimos testigos del mal cálculo o la imprudencia de los conductores en las rutas.

Pero eso es sólo una parte del problema. La otra parte son las rutas colapsadas y el estado de los caminos de los que tantas veces hemos hecho mención.
Nada establece la Ley de Tránsito sobre cómo debe actuar el conductor que se encuentra sorprendido por la maniobra del automovilista que circula de frente queriendo sobrepasar a su antecesor. Por este motivo, desde CESVI ARGENTINA recomendamos un breve punteo de lo que se debe hacer:

· Realizar una señal de luz alta para notar la presencia.
· Colocar la luz de giro hacia la derecha (para indicar al otro conductor que usted será el que desciende a su banquina). O sea, siempre, todos, debemos mantener nuestro vehículo a la derecha (el que sobrepasa también, o sea, debe quedar pegado al auto que está sobrepasando).
· Disminuir la velocidad sin frenar bruscamente en un sector firme de la calzada (para no ingresar a la banquina a velocidad inadecuada).
· Evitar la colisión frontal a cualquier costo.

Velocidades altas

Uno de los factores que más inciden en la ocurrencia de accidentes es la velocidad. Es común que el conductor desarrolle velocidades temerarias, situación muy común en los regresos ya sea porque uno sale con las horas justas o porque la ansiedad de llegar domina al conductor.

Según un estudio recientemente publicado por CESVI, más del 50% de los autos, micros, camionetas y camiones circulan libremente por las rutas de nuestro país a una velocidad superior a la máxima permitida para cada uno, por lo cual estamos todos expuestos a sufrir un accidente grave en cualquier momento. Un conductor, a mayor velocidad, tiene menor margen de error para la maniobra y las consecuencias pueden ser mayores. En el caso de «pegar un volantazo», el incremento de la velocidad hace que aumenten las probabilidades de que el vehículo pierda el control con mayor facilidad.

Por esta razón, es hora de cambiar nuestro comportamiento, sacar el pie del acelerador y respetar las normas establecidas, cumpliendo con las velocidades, utilizando el cinturón y prendiendo las luces, como normas básicas de circulación.

Fuente: Cesvi Argentina
Agradecimiento: Soledad Bereciartua-Jefa de Prensa